El valor catastral es la base imponible que la administración usa para calcular los impuestos inmobiliarios.
Por tanto, cuanto más alto sea el valor catastral más se pagará en concepto de impuestos.
Sí, porque un error en el valor catastral puede implicar que se esté pagando más de lo que nos corresponde en los tributos dependientes del valor catastral.
Una disminución del valor catastral supone una disminución en:

  1. El Impuesto de Bienes e Inmuebles IBI (anual)
  2. El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y Transmisiones Patrimoniales que se tributan tras una compra
  3. El impuesto de PLUSVALÍAS que se tributa en una venta, herencia o donación
  4. El impuesto de Sucesiones o Donaciones
  5. El ISP
  6. El IRPF (anual)

En el caso del IBI y del IRPF, es importante recalcar que el ahorro que obtengamos será anual y recurrente durante toda la vida del inmueble.

Es necesario revisar el cálculo que la administración hace del valor catastral, comprobar que no existen errores y que la regulación o alteración está justificada.
Se solicitará la devolución de los pagos efectuados de manera indebida durante los cuatro últimos años, en los casos en los quesea factible.
ME HAN NOTIFICADO EL INICIO DE PROCEDIMIENTO DE COMPROBACION DE VALORES
Si se solicita la tasación pericial contradictoria ya se estaría ahorrando un 10%.
No necesariamente, puesto que la administración admite un 10% de su valor sin cuestionarlo. Se pedirá perito tercero si la pericial contradictoria es superior a 120.000€ o mayor al 10% de la tasación de la administración.
Porque el impuesto sobre el patrimonio, al igual que el transmisiones patrimoniales se comprueba por el mayor valor de entre el catastral y el de adquisición.